¿Cómo se hace un análisis? – ¿Qué es y para qué sirve?

Anuncios publicitarios

Definición, conceptos previos y creación

Antes de saber cómo se hace un análisis, debemos saber en qué consiste y así, con este concepto claro, desarrollar el análisis que necesitamos de la mejor manera.

Un análisis puede darse en diferentes ámbitos y contextos, como por ejemplo: análisis químicos, matemáticos, financieros, clínicos, musicales, informáticos, críticos, literarios por nombrar unos pocos. A su vez se clasifican en análisis de tipo organizacional y de tipo individual, en los que pueden ser cuantitativos y cualitativos.

A nivel general se define como un proceso en el que identificamos, estudiamos, valoramos y evaluamos mediante la separación de los componentes o partes de un todo para profundizar y examinar de forma minuciosa cada uno de estos. Nos ayuda para la toma de decisiones, el conocimiento a fondo del tema, etc.

Anuncios publicitarios

analizar

Antes de empezar tenga en cuenta que como base, necesitará:

  • La recolección completa de la información
  • Una examinación profunda durante todo el proceso
  • El estudio y la observación de manera minuciosa en cada punto
  • La organización de las conclusiones obtenidas, haciendo un informe.

Entonces, ¿Cómo se hace un análisis? Lo haremos a partir de:

  1. Defina el problema, pues determinar en qué consiste la complicación, nos será de gran ayuda para encontrar de forma rápida y eficaz la respectiva solución.
  2. Puntualice la necesidad del análisis, el objetivo, la finalidad. ¿Por qué este análisis?
  3. Defina la información, reúna e investigue información, reúna datos como: la procedencia de las partes o componentes, así como también sus fortalezas, debilidades y su funcionamiento, de forma interna o externa, será crucial para dar con una solución que se acople adecuadamente.
  4. Cree una estrategia después de conocer la procedencia de las partes e identificación del problema que generan, de esta manera, hallará un remedio eficaz.
  5. Elimine variantes para evitar una confusión, elimine los datos que están repetidos o que se puedan variar para limitar y reducir las alternativas que lo llevarán a la solución de la complicación. Con esto, nos deshacemos de la información que no sea necesaria.
  6. Revise y evalúe los datos que tiene ahora.
  7. Según la observación y distinción limpia de las partes, describa cuál es el objetivo. Pues ahora, se visualizará mucho más el camino para llegar a él.
  8. Estudie la situación actual y detalle en cómo puede transformarla para la mejoría que tanto busca.
  9. Luego, haga una selección de alternativas posibles que se acerquen y se ajusten a los componentes.
  10. Las conclusiones y soluciones, aparecerán en el proceso del análisis. Estas florecerán a medida que se enfatice en las partes y alcance sus principales características.
  11. A partir de todo este proceso, inicie la toma de decisiones. En el análisis, lo que hizo fue un desglosamiento y profundizó en las partes vinculadas, lo que le llevó y condujo a una salida efectiva.
  12. Haga útil su estrategia: para posteriores análisis, de diferentes índoles, plasme la estrategia que desarrolló en forma de manual o guía, esto le será de gran ayuda a usted y a los demás.

 

Anuncios publicitarios