Cómo se hace un Esquema – Procesos, Técnicas y Pasos

Anuncios publicitarios

¿Cómo se hace un Esquema?

Un esquema  es un sistema formal que se usa  para pensar y organizar el trabajo o el estudio de un tema o asignatura. El mismo, se puede utilizar para ver si las ideas se conectan entre sí, el orden de las ideas que funciona mejor o si se tienen suficientes pruebas para apoyar cada uno de los puntos. Por ello, los esquemas pueden ser útiles para cualquier documento a fin de ayudar a ver el marco general.

Existen varias técnicas que se puede utilizar para reforzar el estudio, además de la creación de los apuntes significativos, que nunca pueden faltar para siempre refrescar la información. Antes de cualquier examen académico, es necesario tener claro que,  genuinamente se podrá aprender de una sesión de estudio si se siente gusto por adquirir ese particular cuerpo de información y si se tiene la motivación para estudiar  el mismo.

Conoce aquí como se hace todo

Anuncios publicitarios

Un estudiante que no sienta motivación y además no sepa técnicas de estudio estará adquiriendo información que no podrá recordar porque su cerebro no capta apropiadamente la información por lo que básicamente estará perdiendo el tiempo.

Un esquema es una herramienta sumamente útil para adquirir gran cantidad de información, ya que este permite al estudiante adquirir la información de una forma organizada, estableciendo una estrategia que ayuda a optimizar la forma en cómo trabaja el cerebro en las horas de estudio.

Cabe destacar que, el lugar de estudio, es decir, la ubicación donde se ubica la persona para estudiar es importante, deberá ser un sitio fresco y preferiblemente silencioso que le permita al estudiante prestar toda la atención necesaria al momento del estudio.

Para realizar un esquema exitosamente se deberá seguir un proceso previo de revisión del tema,  primordialmente se deberá estar en el conocimiento correcto con el tema, comprendiendo todos sus puntos, al final el esquema sirve para recordar de forma espacial los contenidos, de manera que se pueda refrescar rápidamente la información.

En primer lugar, se deberá hacer una lectura del contenido, de manera que el estudiante comprenda cual es el contenido a estudiar y poder separar los puntos más importantes que le ayudarán a conectar el resto de la información secundaria, como subtítulos o apéndices de la información.

Una vez comprendido el contenido se deberá dividir la información, para poder estudiar el contenido por partes y así comprenderlo completamente sin obviar ningún punto específico.

Luego se deberá leer nuevamente, de forma comprensiva el texto, en esta fase de lectura, el estudiante deberá tomarse su tiempo para verdaderamente comprender la información que transmite este es el verdadero proceso de estudio o la parte vital para la adquisición de la información, en esta fase el estudiante deberá tomar nota de los conceptos que más le cueste comprender con la finalidad de reforzarlos en el proceso de estudio.

Luego deberá subrayar las ideas principales que son vitales para la conexión del texto, todo con la finalidad de organizar el contenido y resaltar la información más importante de este, de esta manera el estudiante tendrá una comprensión más precisa de la información.

Cómo se hace un Esquema

Luego se podrá construir el esquema, esta herramienta será fundamental para ubicar la información rápidamente y estimular la memoria que es el primer nivel del aprendizaje. En el esquema se podrá organizar la información subrayada, luego darle orden para poder formar un sistema de recordatorio del contenido más fundamental o importante para el estudiante.

Llegado a este punto, el esquema será la piedra angular de recordatorio que le permite al estudiante refrescar de forma importante la información obtenida o estudiada. Esta herramienta en conjunto con el mismo texto será el arma fundamental que, permite demostrar el dominio del contenido del tema y sacar altas calificaciones en las asignaturas.

El estudiante siempre debe recordar hacer un repaso de lo estudiado, por ello,  el esquema le ayuda a ahorrar tiempo y energía, ubicando rápidamente la información y conectándola en la memoria, además el estudiante podrá realizar resúmenes en caso de que la información sea muy extensa, muchas veces el contenido de la asignatura tiene puntos que no son necesarios para el examen, por los que se pueden obviar para estudiarlos en otro momento, enfocando solo los puntos más importantes que pide el profesor al momento del examen.

Existen dos tipos de esquemas, el esquema del tema y el esquema de la oración. El esquema del tema consiste en frases cortas y es  particularmente útil cuando se trata de un grupo de diferentes aspectos, que se podrían organizar de diversas maneras en un  documento o estudio de un tema. 

Mientras que, el esquema de la oración se hace en oraciones completas. Normalmente se utiliza cuando el trabajo o el estudio de un tema,  se centran  en aspectos complejos. El esquema de la frase es especialmente útil para este tipo de análisis  porque las frases tienen muchos de los detalles en ellas. El esquema de la frase también permite incluir aspectos en las oraciones en lugar de tener que crear un esquema de múltiples  frases cortas que vaya por página.

Para hacer un esquema se presentan los siguientes pasos: 

1. Identificar el tema

El tema del trabajo o estudio  es importante, intentando resumir el punto de  trabajo en una frase.  Esto ayuda a que el trabajo o estudio del tema,  se centre en el punto principal.

2. Identificar las categorías principales 

Se identifican los puntos principales del estudio. La introducción generalmente presenta todos los puntos principales, entonces el resto del esquema puede ser  completado desarrollando estos puntos, con las ideas principales. 

3. Crear la primera categoría 

Se debe identificar el primer punto que se quiere cubrir, centrándose  en un término complicado, una definición suele ser un buen punto de partida. Para un estudio sobre una teoría en particular. Colocar los antecedentes generales de la teoría puede ser una buena idea  para empezar.

4. Crear subcategorías 

Después de que se tenga el punto principal, se crean puntos debajo del mismo que proporcionen apoyo para el punto principal. El número de categorías que se utilizan depende de la cantidad de información que se vaya a cubrir por lo que,  no hay un número correcto o incorrecto de estas categorías. Cada categoría tiene a su vez subcategorías. Por lo tanto, un esquema se organiza de manera lineal jerárquica. 

Anuncios publicitarios